Hora del té: qué vajilla y menaje utilizar en hostelería

Hora del té: qué vajilla y menaje utilizar en hostelería

Vajilla y menaje de hostelería para el té.

El tipo de té, clave en la elección del equipo de hostelería a elegir

Sea por su aroma delicado y penetrante, sea por su sabor amargo y, en algunos casos, especiado o sea por su variedad de fragancias y mezclas, lo cierto es que, en poco tiempo, el té ha conquistado el paladar de los españoles y se ha hecho un hueco en sus desayunos, meriendas y sobremesas. Y no sólo eso: también ha conseguido cautivar a un sector, el de la hostelería y la restauración, que, guiado por los gustos de sus clientes, sólo tenía espacio para dos o tres variedades de este preciado ingrediente. Hoy, cada vez son  más las cafeterías y bares que incluyen esta infusión milenaria en su carta y cada vez son más, también, los locales que han convertido el té en centro de sus propuestas gastronómicas.

Pero con esta infusión, al igual que con el café, con la cerveza o con el cava, no todo vale. Que nos hayamos acostumbrado a degustarlo en bolsitas individuales y sumergido en tazas de cualquier tamaño, forma y material, no significa que esta sea la mejor manera de hacerlo. Elaborarlo, como explican los expertos en el arte del té, requiere no sólo de una técnica y conocimientos adecuados, sino también de menaje y equipamiento de hostelería que no altere su aroma y sabor.

Para empezar, deberemos desterrar las bolsitas de té que llenan las repisas de los supermercados y comenzar a degustar esta infusión su versión más pura y delicada, es decir, en hojas sueltas, sin empaquetar. Después, hacernos con vajillas y menaje de hostelería especial para elaborar y degustar el té, que permitan que éste infusione con el agua y conserve sus propiedades. Y, ¿de qué equipo de hostelería estamos hablando exactamente? Os lo indicamos.

Según el tipo de tetera:

  • Mug con filtros. Son tazas especiales para infusionar y degustar el té. Normalmente, están elaboradas en cerámica y suelen ir acompañadas de un filtro que evita que las hojas del té queden suspendidas en el agua y de una tapa que garantiza que el vapor permanezca en el interior y el aroma y sabor del té se conserve.
  • Teteras émbolo. Son teteras que, al igual que las cafeteras émbolo, funcionan con un mecanismo –el émbolo- que actúa como filtro, evitando que las hojas de té queden flotando en el agua y extrayendo todo su sabor. Están elaboradas en cristal y su tamaño, a diferencia de las mug, puede variar.

El sector de la hostelería, cada vez, más especializado en tés

  • Teteras de estilo inglés. Nos referimos a las típicas teteras británicas. Pueden ser de cerámica, de porcelana, de vidrio o de hierro y, en función del material con que estén elaboradas, calentarse en el fuego o, simplemente, servir como recipiente para infusionar el té.
  • Teteras de inspiración oriental. Parecidas a las teteras británicas, pero con ciertas diferencias en cuanto a diseño y materiales: suelen estar elaboradas en arcilla, hierro fundido o porcelana.

Según el tipo de material con que está elaborada:

  • Cerámica o porcelana. Las teteras elaboradas en estos materiales, además de su forma, tienen como principal característica su capacidad de retener el calor y de no absorber los sabores y los aromas, debido a su interior liso y esmaltado. Una peculiaridad que las hace idóneas para servir diferentes infusiones sin que las propiedades de las mismas varíe y que las hace apropiadas para la elaboración de tés como el negro.
  • Hierro fundido. Estas teteras son las mejores para preparar aquellos tés que precisan de altas temperaturas y largos periodos de tiempo para su infusión como el negro o el verde de origen japonés. Y es que el hierro fundido es uno de los materiales que conserva mejor el calor, por encima de la porcelana, la cerámica e, inclusive, el barro.

La temperatura y tiempo de infusión del té marcarán el tipo de recipiente a utilizar

  • Vidrio borosilicato. Una de las peculiaridades de las teteras elaboradas en vidrio es que, a diferencia de las de cerámica, hierro fundido, barro o porcelana, permite ver cómo la hoja del té se hidrata y se abre. ¿El único pero? El tiempo que mantiene el calor: menor que el del resto de recipientes pensados para este fin. Una condición que restringe su uso a tés que precisan de poca temperatura para su infusión, como el blanco. Otra de las características de este tipo de recipiente es que, al igual que las teteras de porcelana, cerámica o arcilla, es muy frágil y requiere de cuidado en su uso.
  • Arcilla o barro. Aunque pueda parecer que este material es de menor calidad que el vidrio o la porcelana, lo cierto es que uno de los que retiene más el calor y que, con el paso de los años, conserva mejor las propiedades y aroma del té. Unas cualidades que lo hacen perfecta para la preparación del té rojo o el oolongs.

En Girotel 4 somos expertos en equipamiento para el sector de la hostelería y la restauración y disponemos de vajillas y menajes especiales para servir el té.

Comparte este artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Aquest lloc web utilitza cookies, tant pròpies com de tercers, per a recopilar informació estadística sobre la seva navegació i mostrar-li publicitat relacionada amb les seves preferències, generada a partir de les seves pautes de navegació. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús.Més informació aquí.

ACEPTAR
Aviso de cookies